El presunto descuartizador de Majadahonda será juzgado el 11 de septiembre - NOTICIAS DE MAJADAHONDA

El presunto descuartizador de Majadahonda será juzgado el 11 de septiembre

Archivado en:
El presunto descuartizador de Majadahonda será juzgado el 11 de septiembre
Compartir en whatsapp

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará a partir del 11 de septiembre próximo al presunto descuartizador de Majadahonda, para quien el fiscal solicita 30 años de internamiento al aplicarle "una eximente incompleta por enajenación mental" por las muertes de su inquilina Adriana Giogiosa y de su tía Liria.

Fuentes jurídicas han informado de que el juicio contra Bruno H.V se celebrará con jurado popular ante la Sección 30 de la Audiencia de Madrid y se prolongará hasta el 2 de octubre. Serán 16 sesiones de uno de los juicios más esperadas del año en Madrid.

La Fiscalía le acusa de dos delitos de homicidio, uno de falsedad documental, otro de estafa y un delito de tenencia ilícita de armas, por lo que pide una condena de 26 años, un mes y 58 días de prisión.

Sin embargo, precisa en su escrito de acusación que de conformidad con el artículo 104.1 del Código Penal "procede imponerle la medida de internamiento para tratamiento médico adecuado a la patología psíquica que padece durante 30 años".

Lo hace al manifestar que "concurre la eximente incompleta de enajenación mental" en relación con los delitos de homicidio.

Además, pide que indemnice con 240.000 euros a los padres de Adriana (160.000) y a los dos hermanos (40.000 euros a cada uno), en tanto que tendrá que reingresar al caudal hereditario los 33.327 euros que se apropió de la cuenta bancaria de su tía.

La acusación particular, por su parte, considera a Bruno autor de un delito de asesinato, no aprecia circunstancias modificativas de su responsabilidad penal y solicita 24 años de cárcel.

Según el fiscal, el acusado mató de manera voluntaria a su tía Liria en un lugar y fecha no determinados pero después de abril de 2010. Posteriormente, "procedió a trocear y destruir su cuerpo utilizando para ello una maquina picadora industrial", que tenía en el sótano del domicilio de su tía en Majadahonda.

El Ministerio Público también le acusa de la muerte en 2015 de su inquilina, Adriana Giogiosa, cuyo cuerpo también troceó y destruyó como en el caso de su tía.

Dice el fiscal que con ambas mujeres "Bruno hizo desaparecer lo que había quedado de los cuerpos, ocultándolos en un lugar que se desconoce, ya que la mencionada picadora industrial era de gran potencia y capaz de triturar carne y huesos previamente troceados aptos para entrar por la boca de carga de la máquina".

Bruno H.V. está en prisión desde su detención el 7 de abril de 2015. La Guardia Civil ha buscado sin éxito desde entonces en el vertedero de Pinto los restos de las dos mujeres.

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies