La Policía de Majadahonda vela por la seguridad de adultos y niños en los vehículos

La Policía de Majadahonda vela por la seguridad de adultos y niños en los vehículos
Compartir en whatsapp

La Policía Local de Majadahonda, en colaboración con la Dirección General de Tráfico, está llevando a cabo durante el mes de marzo una campaña de vigilancia y concienciación de los sistemas de retención de seguridad en los automóviles.

Esta iniciativa se centra en el correcto uso del cinturón de seguridad - un seguro de vida que no hay que olvidarse de llevar abrochado, tanto en carretera como en ciudad- y de los sistemas de retención para menores - sillitas y dispositivos de cojín- y respaldo de sujeción para los más mayores.

Los agentes de la Policía se sitúan en distintos puntos de la localidad, especialmente en las cercanías de los centros escolares para detectar posibles infracciones y, fundamentalmente, para prevenir accidentes aconsejando a los conductores que transporten niños sobre cuál es el sistema de retención más eficaz en cada caso.

-A la hora de adquirir un Sistemas de retención infantil (SRI):

• La silla siempre tiene que estar homologada, con la etiqueta "E".

• Comprueba que la silla se adapte perfectamente al asiento de tu automóvil y a los cinturones de seguridad.

 

-Recomendable:

• Hasta los 1,50 m es recomendable que los menores sigan utilizando S.R.I

• En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda ventral ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

• Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador.

• Nunca se debe ir con la banda debajo del brazo o detrás de la espalda.

 

-Reglas de Oro:

• Nunca llevar al niño en brazos.

• Utilizar pinzas de retención del cinturón de seguridad es peligroso.

• Jamás coloque una sillita, sobre todo instalada en sentido contraria a la marcha, con el airbag conectado.

• No bajar la guardia en los trayectos cortos. En los trayectos de casa al colegio es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.

• Los niños deberán viajar en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible. Si se puede hasta los 4 años.

• Los arneses o el cinturón no deberán ir retorcidos, ni holgados, ni doblados.

• La cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre indica que es preciso pasar a otra del grupo superior.

• Los padres deben dar siempre ejemplo, poniéndose siempre el cinturón.

Anuncios Google