El número de grafitis disminuye un 40% en Majadahonda

El número de grafitis disminuye un 40% en Majadahonda
Compartir en whatsapp

La Comunidad de Madrid ha iniciado una campaña de concienciación contra el mal uso y los actos incívicos en marquesinas de autobuses interurbanos que anualmente supone más de 825.000 € de presupuesto, un 41,4% del total de gasto destinado al mantenimiento de este mobiliario por la empresa concesionaria.

El consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero, acompañado por el alcalde, Narciso de Foxá, presentó este viernes en Majadahonda esta iniciativa con el título: 'Queremos que te sientas como en casa. Ayúdanos a cuidar tu transporte público'.

Según Cavero, la Comunidad seguirá trabajando con la ciudadanía para concienciarles de la importancia de mantener el mobiliario urbano y Majadahonda es uno de los diez municipios donde se desarrollará la campaña en una primera fase.

"Esas instalaciones tienen como objetivo fundamental el bienestar de los usuarios y repararlas por usos indebido implica un gasto que la empresa no destina a otras mejoras", ha asegurado el responsable regional.

En este sentido, el Ayuntamiento de Majadahonda aprobó en 2008 la Ordenanza contra Actos Incívicos y Vandálicos cuya finalidad principal es preservar el espacio público como un lugar de convivencia y civismo y combatir las actuaciones ilícitas que suponen un detrimento de la calidad de vida de los ciudadanos.

La normativa municipal recoge como infracción grave, sancionable con multa de 600 a 6.000 euros, las pintadas o grafitis que se realicen en el mobiliario urbano, las fachadas de los inmuebles públicos o privados y en las señales de tráfico o de identificación viaria que puedan producir un peligro para la seguridad de las personas o cosas.

La misma sanción se aplicará sobre las actuaciones realizadas sobre monumentos o edificios históricos o singulares y las realizadas sobre edificios catalogados o protegidos de conformidad con el Plan General de Ordenación Urbana.

Con la entrada en vigor de la Ordenanza, el Ayuntamiento activó una campaña con el lema: 'Majadahonda. Objetivo: Grafitis cero', que incluyó la puesta en marcha de la brigada anti grafitis.

El coste del servicio es de 30.000 euros anuales y consta de dos vehículos con materiales específicos de limpieza y provistos de 450 litros de agua cada uno. Su actuación ha conseguido una disminución de las pintadas de entre un 30 y un 40% en Majadahonda.

A petición de los ciudadanos, la brigada acude a inspeccionar la zona y su pretensión es eliminar la suciedad en un plazo máximo de 5 días.

Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar