El profesor particular como opción para mejorar las notas

 
Compartir en whatsapp
 

Durante el verano, una de las opciones más recomendadas para aquellos estudiantes que pretenden reforzar materias pendientes o mejorar idiomas son las clases particulares. 

Los profesores particulares o las academias suelen presentar una alta preparación en las materias más específicas y pueden considerarse como garantía de éxito y de calidad de cara a superar los exámenes de septiembre o simplemente para recibir una formación complementaria. El portal de Buenas Tareas le puede servir de referencia.

Muchos padres deciden ahorrarse la contratación de un profesor de apoyo al considerar que es un trabajo que ellos mismos pueden desempeñar, además de reducir los costes a cero. No obstante, esta opción no es la más recomendable ya que los estudiantes (sobre todo los de los cursos superiores) necesitan la profesionalidad de un profesor que enfoque de manera correcta el estudio en las materias sobrepasan los conocimientos básicos.

Entre las ventajas que se encuentran a la hora de contratar un profesor además de la especialidad del enseñante en la materia, están las posibilidades que estos ofrecen al estudiante para facilitarle el acceso a las clases: disponibilidad en el propio domicilio o en una academia, clases individuales o grupales, oferta de horas que se adapten a la rutina del estudiante, etc.

Entre los aspectos negativos se encuentran los elevados precios, dependiendo de la materia (los idiomas y las clases de música son los más costosos además de los cursos más avanzados), y la falta de confianza puesta en el profesor, por falta de referencias  prejuicios.

Además de los clásicos carteles pegados en farolas o en marquesinas de las paradas de autobús, existen numerosas páginas web que ponen en contacto tanto alumnos que necesitan clases de apoyo como profesores particulares que pretenden darlas. Así, es una buena herramienta para comparar precios y ver la oferta de asignaturas disponibles.  También existen foros en los que se pueden encontrar más niños interesados en una misma materia, para formar grupo y rebajar así el precio al impartirse una clase grupal.

Aunque el precio suele oscilar alrededor de los 12 euros por clase (dependiendo claro, de la materia a impartir, de si se hace en el domicilio o en academia), con la crisis las tarifas de los profesores particulares han bajado, ya que se ha observado un crecimiento de la oferta que les obliga a ser más competitivos.

Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar