La historia de WikiLeaks

La historia de WikiLeaks
Compartir en whatsapp
 
WikilLeaks es la página web que ha sido capaz de destapar los documentos 'top secret' del gobierno norteamericano. Aunque parezca el guión de una película de Hollywood, no lo es. Hay veces que la realidad supera a la ficción y éste es uno de esos casos.

El temor de todos los países es que sean revelados sus 'trapos sucios' y WikiLeaks lo ha conseguido. Ha desvelado a través de varios periódicos de diferentes países la mayor filtración de documentos secretos de la historia: más de 250.000 mensajes del Departamento de Estados Unidos. Entre ellos se revelan algunos de los secretos mejor guardados de la política del país.

Pero, ¿qué es WikiLeaks? Es una ONG con sede en Suecia que dispone de una página en Internet que nace en 2006. Su nombre surge como un guiño semántico a Wikipedia -popular enciclopedia digital-y a la publicación de información confidencial denominada Leaks en inglés.

¿Su objetivo? ofrecer un espacio donde cualquiera puede sacar a la luz documentos que contienen evidencias de hechos ilegales.

Orígenes

Julian Assange el fundador nunca ha revelado la fuente de la información que recibe. La única condición que impone WikiLeaks es que los documentos sean auténticos. Y hasta la fecha se acumulan 1,2 millones de archivos.
Las filtraciones aportan entrevistas a altos cargos, conversaciones con embajadores estadounidenses en diferentes países, o, informes hasta ahora secretos. Es algo así como la publicación del 'lado oscuro' de las relaciones internacionales, no conocidas por el público general.
Las revelaciones son de tal trascendencia que ya han provocado reacciones políticas en los diferentes países aludidos, y es muy posible que generen un antes y un después en las relaciones internacionales y en los mecanismos de seguridad en los Estados Unidos.

En julio, la organización filtró 77.000 documentos sensibles sobre la guerra de Afganistán y tres meses después, 400.000 informaciones sobre la guerra de Irak. Lo que empezó como un blog de publicación de filtraciones, es hoy uno de los puntos sensibles más incómodos para Estados Unidos.

A pesar de que comenzó a publicar documentos en 2007 no fue hasta abril de 2010 cuando dio la vuelta al mundo, con la publicación de un vídeo en el que se veía cómo dos reporteros de la agencia Reuters fallecían bajo disparos de un helicóptero estadounidense en Irak.

Las filtraciones

En relación con la Guerra de Afganistán iniciada en 2001, el 25 de julio de 2010 los periódicos 'The Guardian', The New York Times y 'Der Spiegel' hicieron públicos un conjunto de unos 92.000 documentos sobre la guerra de Afganistán entre los años 2004 y 2009.
Entre los documentos se incluyen sucesos no revelados hasta el momento: víctimas civiles provocadas por soldados de Estados Unidos y por soldados de los países aliados, fuego amigo, conexiones entre la inteligencia pakistaní y los talibanes insurgentes. Estados Unidos acusó a WikiLeaks de poner en peligro la vida de civiles a los que se tomó declaración para elaborar los informes militares.

El 22 de octubre de 2010 WikiLeaks hace público 'Irak War Logs' –documentos sobre la guerra de Irak- En ellos se revelan, entre otros asuntos, el uso sistemático de torturas, la cifra de 109.032 muertos en Iraq -de los que 66.081 fueron civiles, el 63%-. Cada día, de media, murieron 31 civiles, durante un período de seis años. Además del número de muertos y otros crímenes, la filtración confirma la ayuda de Irán a las milicias iraquíes.

101209_julian_asanggeSegún Julian Assange, los documentos de la guerra de Iraq publicados reflejan la verdad de la guerra de Iraq: "las autoridades estadounidenses dejaron sin investigar cientos de informes que denunciaban abusos, torturas, violaciones e incluso asesinatos perpetrados sistemáticamente por la Policía y el Ejército iraquí, aliados de las fuerzas internacionales que invadieron el país. Oficiales británicos y estadounidenses insistían hasta ahora en que no había registro oficial de las víctimas. Los informes, apoyados por evidencias médicas, describen la situación de prisioneros con los ojos vendados, maniatados, recibiendo golpes, latigazos y soportando descargas eléctricas".

El caso Couso

El diario El País, citando los documentos del Departamento de Estado de Estados Unidos filtrados por WikiLeaks, publicó los contactos de varios fiscales y miembros del Gobierno con la embajada estadounidense. Según los documentos, el servicio diplomático de Estados Unidos intentó boicotear los procesos abiertos por la muerte del camarógrafo de Telecinco José Couso por un disparo de un tanque del Ejército estadounidense en Bagdad.

Los telegramas, correspondientes a distintas fechas de los años 2005 y 2007, muestran la gran preocupación de Estados Unidos por esta investigación. En uno de ellos, la embajada asegura que el ejecutivo español "ha sido de gran ayuda maniobrando en la sombra" para intentar archivar la causa. Y pide a Washington que se sigua cooperando con Madrid hasta que el caso quede definitivamente enterrado.

Rubalcaba recordó que los telegramas filtrados reflejan "informaciones, bastantes opiniones, puntos de vista e incluso sugerencias" cuya responsabilidad recae exclusivamente en quienes las han escrito, por lo que "inevitablemente hay una carga de subjetividad". "El Gobierno español siempre ha intentado esclarecer la verdad sobre la muerte del camarógrafo español en el 2003 en Bagdad, solicitó a la administración de Estados Unidos llevar a cabo una investigación exhaustiva sobre el asunto y siempre estuvo al lado de la familia del fallecido", indicó Rubalcaba.

La familia de José Couso presentará una demanda que retomará "exhaustiva y detalladamente" lo que publicó el diario El País en base a telegramas diplomáticos estadounidenses, según señaló Enrique Santiago, abogado de la familia Couso.

La guerra contra Julian Assange

A principios de diciembre se anularon las cuentas, tarjetas de crédito y servidores de internet de WikiLeaks para que dejen de alojar la web. Los gobiernos tienen fuera de su control las publicaciones de internet y esta es la única forma de silenciar lo que les irrita.

Al bloqueo de las cuentas de WikiLeaks hay que sumarle su reciente detención por delitos de agresión sexual supuestamente cometidos el pasado agosto. Actualmente permanece en prisión en Reino Unido y seguirá detenido hasta el 14 de diciembre cuando se celebre la vista de la extradición. Julian Assange niega todos los cargos y tanto él como su abogado lo relacionan con una posible 'maniobra política'.


Leer el artículo completo
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar