Javier Padilla: “En muchas ocasiones somos un poco 'dejados' a la hora de solicitar el contrato"

 
Compartir en whatsapp
 
Javier Padilla es el coordinador de la Asociación AUSCOMA –Asociación de Consumidores y Usuarios de la Comunidad de Madrid- y este miércoles ha sido entrevistado en el programa de radio Pozuelo Se Mueve’, a raíz de la charla que impartió la Asociación en Majadahonda para informar a los mayores sobre la lectura de las facturas domésticas.

En primer lugar, ¿qué es AUSCOMA?


AUSCOMA es una Asociación de Consumidores de ámbito autonómico. Nuestra función principal es la información y asesoramiento a personas que tienen la condición de consumidor final sobre su derechos a la hora de contratar cualquier servicio. En este caso, el tema de los suministros es una de las cuestiones que más en boga están y con las que más problemas suele tener el consumidor.

El martes 16 de noviembre, desde la Asociación AUSCOMA, se informó a las personas mayores en Majadahonda sobre cómo se leen las facturas domésticas, ¿qué serie de actividades se llevaron a cabo para informar a estas personas?

Fueron unas charlas que se impartieron en colaboración con el Ayuntamiento de Majadahonda en el Centro de Mayores de la localidad. En principio, era informar a los ciudadanos, especialmente este sector, sobre los contenidos de las facturas y cómo interpretarlas, pues son un tipo de facturas un poco complejas de interpretar. Tienen una serie de conceptos y se les informó acerca de ellos. También se habló sobre las vías de reclamación en relación con las facturas telefónicas y las facturas de gas.

¿Usted cree que la gente suele entender las diferentes facturas domésticas o más que nada nos dejamos llevar un poco por lo que aparece en ellas?

En líneas generales, el problema con el que se encuentra el consumidor es la falta de documentación sobre todas las fases de un determinado contrato. Porque en muchas ocasiones somos un poco “dejados” a la hora de solicitar el contrato por escrito de lo que estamos solicitando y a raíz de esto se producen una serie de problemas para el consumidor al efectuarse facturaciones sobre conceptos que sorprenden a la hora de recibirlos, por no ser acordes a lo que se había pactado telefónicamente. Por eso, una de las cuestiones en las que se incidió en estas charlas fue la necesidad de que los ciudadanos se conciencien de que tienen que pedir contratos a las compañías, además de que tienen derecho a ello, con la finalidad de conocer las condiciones del contrato y no llevarse sorpresas a la hora de recibir las facturas.

En la charla que se celebró el día 16 se informó sobre todo a las personas mayores. ¿Usted cree que los jóvenes entienden mejor las facturas domésticas?

En principio fue destinado a este colectivo de personas mayores, pero en líneas generales el consumidor cada vez está más informado sobre sus derechos, aunque en relación a la información en todos los sectores siempre hay necesidad de asesoramiento. Lo que pasa es que el sector de mayores es un sector muy dinámico a la hora de participar en este tipo de actividades y este tipo de charlas se suelen dirigir a ellos, porque los contactos a distancia, contratados por teléfono o Internet, son sectores mediante los cuales los mayores contratan más por diversas circunstancias y por eso se incide un poco más en la información hacia ellos.
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar