Miguel Hernández, poeta de la resistencia

Miguel Hernández, poeta de la resistencia
Compartir en whatsapp
 

El 30 de octubre se cumplieron cien años del nacimiento del dramaturgo Miguel Hernández. Nació en Orihuela, Alicante, en 1910 en el seno de una familia dedicada a la ganadería. Considerado tradicionalmente perteneciente a la generación del 36, algunos literatos como Dámaso Alonso lo encuadró como continuador de la generación del 27.

Entre la poesía y la política

La tragedia de su vida comenzó cuando todavía era joven, su padre le prohibió seguir estudiando para dedicarse al pastoreo. A pesar de esto, él seguía leyendo mientras vigilaba el ganado.

Sus frecuentes visitas a la biblioteca le llevan a formar un improvisado grupo literario. A partir de ese momento, los libros son su fuente de enseñanza, se convierte en autodidacta.

Llega a Madrid en busca de trabajo y comienza a colaborar en diversas revistas. En esta etapa conoce a Vicente Alexandre y a Pablo Neruda, con los que mantiene una gran amistad. Su poesía se transforma y manifiesta un gran compromiso con los temas sociales.

Cuando se desencadena la Guerra Civil, Miguel Hernández se alista en el bando republicano. En plena guerra contrae matrimonio con Josefina Manresa. A su primogénito, quien falleció al poco de nacer, van dedicados los poemas 'Hijos de la luz' y otros recogidos en el 'Cancionero y Romancero de Ausencias'. En 1929 nace su segundo hijo a quien le dedicó las famosas 'Nanas de cebolla'. Durante este tiempo ha estado luchando en el bando republicano y fue destinado a los frentes en Jaén, Teruel, Extremadura y Madrid.

101104_miguelhernandezyjosefinaEn el frente en Pozuelo y Boadilla

La participación de Miguel Hernández en los combates de Pozuelo de Alarcón y Boadilla del Monte dejará huella en una de sus más estremecedoras crónicas de guerra, titulada 'No dejar solo a ningún hombre'. Por otro lado, entre otros documentos, se conservan dos tarjetas escritas desde Pozuelo de Alarcón a su esposa Josefina:

"Mi querida nena Josefina: He estado sufriendo mucho estos días por no poder escribirte y hoy lo hago encima de mis rodillas en un pueblo próximo a Madrid. No te entristezcas por mí, que dentro de poco iré a verte, creo que antes de dos semanas. No me escribas tú más que a Madrid".

La huída

Miguel escapaba de la España de Franco a la desesperada, tras rechazar la oferta del encargado de negocios de la embajada de Chile en Madrid, que a principios de 1939, cuando la guerra se daba por perdida, le había ofrecido refugiarse en la sede diplomática, a la espera de marchar al exilio con la ayuda del también poeta Pablo Neruda. Miguel Hernández quería llevar consigo a su mujer y a su hijo. En marzo, con las tropas rebeldes a las puertas de la capital, el poeta marchó a Cox al encuentro de su familia. Convencido del riesgo que corría, decidió huir en solitario para reencontrarse más adelante con su mujer y su hijo en un lugar seguro. Marchó a Madrid y después a Sevilla, donde tomó la decisión de huir a Portugal.

En el intento de fuga le capturaron e ingresó en prisión. Con la ayuda de intelectuales de la época amigos suyos, le conmutaron la pena de muerte por 30 años de prisión. Falleció en la prisión de Alicante en 1942 a la edad de 31 años tras haber padecido bronquitis, tuberculosis y tifus.

Siempre en la memoria

La familia reclamó en octubre del año pasado al Ejecutivo que "repare y reconozca" públicamente que fue condenado de manera injusta.
María Teresa Fernández de la Vega hizo entrega hace unos meses de la Declaración de Reparación y Reconocimiento Personal a la familia en virtud de la Ley de memoria histórica.

Este acto de reconocimiento se enmarca en las actividades organizadas con motivo del centenario de su nacimiento, entre las que se encuentra una exposición bibliográfica en Pozuelo de Alarcón. Las obras estarán expuestas en la Biblioteca Miguel de Cervantes del 1 al 30 de Noviembre.


Leer el artículo completo
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar