Ludopatía: con la crisis no se juega

Ludopatía: con la crisis no se juega
Compartir en whatsapp
 

Vivimos rodeados por la continua tentación del azar, y es que es una manera fácil y entretenida de ganar dinero, son los juegos que se encuentran por todas partes, en la televisión, en las calles, en la prensa, en la radio y en las salas creadas expresamente para su práctica.

Es tentador pensar que podemos conseguir dinero a través de un juego de habilidad, de azar, en un sorteo o en apuestas y de hecho, forman parte de nuestra cotidianeidad, y es por la acogida que tiene en nuestra sociedad y por el negocio que supone.

Es importante señalar el papel tan importante que juega la publicidad en los Juegos de Azar y la incitación a ellos 'tocando' las emociones y la curiosidad del individuo.
Como consecuencia, mucha gente ha enfermado con ello, sintiendo un deseo incontrolable de jugar para ganar más y más dinero, entrando en un círculo vicioso del que difícilmente se puede salir. Esta adicción, bien se puede comparar con el alcoholismo o la drogadicción ya que tiene consecuencias físicas, psíquicas y sociales y se considera un trastorno obsesivo compulsivo además de una pérdida de libertad de la persona que lo padece.

Las causas principales que llevan a convertir la práctica del juego en una enfermedad, suelen ser ansiedad, tristeza, soledad o en mucho casos, paradójicamente, la pobreza. Si se comienza jugando por problemas económicos, siempre se reincidirá intentando recuperar el dinero perdido, o por la ambición de ganar más. De esta manera, el jugador será el protagonista de una adicción que puede arruinar su vida, relaciones sociales, familiares y laborales, su salud y su situación económica.

En España, hay 1,5 millones de afectados por ludopatía de los cuales el 31% son mujeres, lo que significa que un 2% de los adultos españoles padecen esta afección. Desde que se legalizara el juego en nuestro país en 1977, el juego ha adquirido gran desarrollo además de contar con la difusión masiva de máquinas tragaperras y la creciente oferta de juegos a través de Internet.

Estudios realizados por Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica del País Vasco, diferencia que los hombres muestran esta conducta por la excitación de ganar dinero, mientras que las mujeres, lo hacen por enfrentarse a sus problemas personales. En casos muy frecuentes la ludopatía también puede derivar en una mayor depresión o en el alcoholismo.

En la actualidad la situación se agrava con la crisis económica por la falta de ingresos en las familias. Es aquí cuando la necesidad y la ambición por conseguir dinero llevan a la enfermedad. En el último año, la ludopatía se ha incrementado en un 20% y psicólogos de nuestro país prevén que en los próximos años puede aumentar este porcentaje. Datos como los de la Asociación Aragonesa de Jugadores de Azar en Rehabilitación confirman que a principios de 2010 se registraron cada mes de cinco a seis casos nuevos y se estima que en este mismo año a nivel nacional, haya alrededor de 800.000 afectados.


Leer el artículo completo
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar