Toros: el debate de más actualidad

Toros: el debate de más actualidad
Compartir en whatsapp
 
Tras la prohibición de las corridas de toros en Cataluña sabemos que la polémica está servida. La prohibición se llevó a cabo tras votación en el Parlamento por 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones y entrará en vigor el 1 de enero de 2012.

En Cataluña pretenden acabar con los toros por considerarlo una tortura al animal, otros en cambio, los pro taurinos, consideran que es un pretexto para romper con la Fiesta Nacional y con España. Alegan que no se lucha por defender los derechos de los animales, si no los derechos de los catalanes y los españoles, es una cuestión identitaria.

Además, el PP como respuesta, está llevando a cabo una iniciativa parlamentaria en defensa de las corridas de toros y una regulación de la Ley para que las corridas de toros sean consideradas de interés cultural general para que las comunidades autónomas no puedan prohibirlas. Otros defienden que la prohibición de las corridas taurinas trae consecuencias económicas tal y como afirmaba la Plataforma de Promoción y Difusión de la Fiesta. El veto a los toros costaría 57 euros a cada catalán en indemnizaciones al sector y que las arcas públicas deberán desembolsar entre 300 y 500 millones de euros. Además de las pérdidas de empleo que causaría.

También supondría la desaparición del toro bravo, que no sobreviría sin los cuidados humanos en las dehesas, que también desaparecerían sin la presencia de este ganado bovino. Los ecologistas proponen ahora criar a los toros de lidia en espacios reservados naturales que generarían más empleo.

La contraposición de ideas nos lleva al debate generado por la prohibición de corridas pero no a la abolición del 'toro embolao', en el que se le prenden antorchas de sus cornamentas, bous capllaçats, en el que se les atan con cuerdas y se les maneja de arriba abajo. A estas prácticas se les podría considerar torturas de la misma manera ya que en muchos de ellos el toro queda ciego o lesionado en alguna de sus extremidades y en muchas ocasiones no es sacrificado, si no que vuelve al campo en pésimas condiciones.

100918_antitaurinosQuizá se podría llegar a un acuerdo, para que ni partidarios de la fiesta taurina ni antitaurinos perdieran lo que defienden. En países como Portugal se lleva a cabo la lidia del animal pero no le ponen fin con su muerte, el animal es devuelto al campo, se disfruta del espectáculo, pero el animal no sufre. Se podría plantear esta misma opción en España aunque mucho quedaran disconformes igualmente porque para algunos perdería el sentido la Fiesta Nacional.

Ante esta disparidad de opiniones es defendible la pluralidad y la libertad y respetar también la tradición de un país, así como los derechos de los animales dejando las ideas políticas o nacionalismos a un lado si verdaderamente se trata de salvar al animal del sufrimiento.


Leer el artículo completo
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar