El miedo al dentista no sólo es cosa de niños

El miedo al dentista no sólo es cosa de niños
Compartir en whatsapp
 
Según un estudio realizado por la Fundación Dental Española, el 15% de los españoles reconoce tener miedo cuando acude al dentista. Pero este porcentaje es muy superior, ya que muchas personas no reconocen públicamente su miedo al odontólogo.

Y es que no sólo son los niños los que huyen del dentista. Se dice que es la tercera causa de fobias a escala mundial. Se le conoce como dentofobia, un persistente, incontrolado e injustificado miedo a acudir a la consulta de un dentista, que genera en el paciente una situación de ansiedad.

Según estudios realizados, los miedos más frecuentes cuando un paciente acude al odontólogo es ver todos los artilugios que el dentista va a utilizar y el momento del pinchazo de la anestesia. Además, cuando hablamos de intervenciones, las más temidas son las extracciones y las endodoncias.

Existen maneras de combatir esta fobia incontrolada, tanto por parte de la clínica dentista como del paciente.

Algunas de las técnicas que una clínica dentista puede utilizar para ayudar al paciente con su fobia son crear un ambiente relajado, con una decoración agradable y música suave, así como que el odontólogo muestre una actitud abierta e informe en todo momento del procedimiento que se va a llevar a cabo de una manera sencilla.

Otro aspecto muy importante con el que una clínica dentista puede ayudar a combatir esa fobia es cuidando el aroma, ya que el olor típico de una consulta horroriza a un paciente dentofóbico.

Los pacientes, por su parte, pueden seguir unos pasos para que la visita al dentista sea más llevadera.

100902_dentista1En primer lugar, es importante elegir entre varias opciones la clínica que aporte más confianza. Además, utilizar técnicas de relajación y llegar sin prisas evitará sufrir un estrés añadido. Por otro lado, acudir al dentista acompañado de algún amigo o familiar también suele ayudar a relajarse, así como hablar con el dentista de nuestros miedos y las dudas que podamos tener sobre el tratamiento.

Aunque, para quienes temen a los dentistas, hay buenas noticias. Estas técnicas van a dejar de ser necesarias. Los dentistas actuales tienen una notable percepción de los sentimientos de sus pacientes y en muchos casos hacen cursos específicos para vencer sus miedos. Además, las técnicas odontológicas han evolucionado mucho en los últimos años hacia métodos y tratamientos menos incisivos y más eficientes que deberían servir para que todos acudiéramos más tranquilos a la consulta de nuestro dentista y hacer cada año la revisión que tanto se aconseja pero que no todos son capaces de realizar.


Leer el artículo completo
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar