El secreto de una larga vida está en los genes

El secreto de una larga vida está en los genes
Compartir en whatsapp
 
Más importante que una vida llena de hábitos saludables, la clave de una larga vida que alcance los 100 años está en los genes. O al menos así lo ha demostrado un reciente estudio genético realizado por la Universidad de Boston.

La investigación, encabezada por Tom Perls, ha analizado el genoma de dos grupos de personas: El de 1.055 personas centenarias y el de 1.267 personas de la población general, para después compararlo. Gracias a este estudio, se ha conseguido distinguir 150 marcadores genéticos que están presentes en las personas longevas.

Perls ha demostrado que esos marcadores pueden predecir si una persona vivirá más de un siglo con una posibilidad de acierto del 77%. Además, esos marcadores se heredan, lo que explicaría por qué los centenarios suelen tener antecedentes de vidas extensas en su linaje. Según Perls, «nuestro trabajo demuestra que hay un componente genético muy fuerte a la hora de alcanzar una longevidad extrema».

El 15% de las personas poseen una combinación genética que garantiza una vejez saludable. Pero paradójicamente, sólo el 1% alcanza una edad muy avanzada. Esto se explica por la influencia de los factores medioambientales o modos de vida, que aunque no son el factor más determinante, sí que afecta de manera notable en la longevidad de las personas: La mala alimentación, la escasa actividad física, la falta de buen descanso, el consumo de alcohol y cigarrillos son algunos de esos factores que acortan la vida.

100702_ancianos2Lo cierto es que aunque Perls ha conseguido dar un importante paso en el campo de la ciencia, todavía está lejos de encontrar el 'elixir de la vida', ya que para los investigadores es un misterio cómo funcionan estos marcadores -y los 70 genes con los que están relacionados- para alargar la vida de sus portadores. Perls se inclina por la teoría de que muchos de ellos retrasan la aparición de algunas de las enfermedades propias de la vejez, como el alzhéimer, la diabetes, la demencia o las enfermedades cardiovasculares. Y es que, según el experto, pasados los 85 años, la importancia de los genes 'descubiertos' va en aumento hasta ser responsable de la longevidad en un 75%. El resto lo harían la dieta y el estilo de vida.


Leer el artículo completo
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar