El adiós a Samaranch

El adiós a Samaranch
Compartir en whatsapp
 
Conocido por haber presidido el COI, Juan Antonio Samaranch, tuvo una vida muy variada y llena de actividad. Fue presidente de la Diputación Provincial de Barcelona, jugador y entrenador de hockey sobre patines, presidente de La Caixa, periodista e incluso embajador en la Unión Soviética y Mongolia. Actividades muy diversas que muestran el reconocimiento y la valía de un hombre que imprimió sus valores en el mundo a través del deporte.

Los primeros pasos en la carrera

Nació en julio de 1920 en Barcelona. Fue en su juventud cuando inició una de las relaciones más importantes a lo largo de su vida: su relación con el deporte. El hockey sobre patines -del que llegó a ser seleccionador español ganando diversos campeonatos del mundo-, el boxeo, la hípica, la vela y el esquí entre otros, fueron los deportes elegidos por Samaranch. En su juventud, además, se introdujo en el mundo del periodismo deportivo, aunque esto le trajo algún que otro disgusto. En 1943, Samaranch elevó una protesta públicamente a raíz de la intimidación que el Fútbol Club Barcelona recibió de la Guardia Civil, avisándoles de que o perdían el partido contra el Real Madrid o no salían vivos -el resultado final del partido fue 11-1 a favor del club madridista-, lo cual le costó la licencia de periodista durante un tiempo.

Sus primeros acercamientos al olimpismo serían como jefe de la delegación española en los Juegos Olímpicos, por primera vez en los Juegos de Invierno de Cortina d'Ampezzo, en Italia, en 1956.

Su actividad en el COI

En 1966 entró en el Comité Olímpico Internacional y ahí comenzó su escalada por el organismo hasta que, un día después de cumplir los 60 años, fue nombrado su presidente. Sólo seis años después, anunciaría que Barcelona, su ciudad natal, albergaría los Juegos Olímpicos de 1992.

Samaranch_apoya_Jaime_LissavetzkyEntre las actividades que llevó a cabo dentro del organismo se le reconoce haber contribuido a acabar con el boicot político que sufrían los Juegos Olímpicos durante la última etapa de la Guerra Fría, así como haber permitido la participación de deportistas profesionales en los Juegos, lo que aumentó el nivel de la competición. Además, con Samaranch el movimiento olímpico superó la bancarrota en la que se encontraba sumido desde finales de los setenta gracias a la entrada de patrocinadores privados y de la venta de los derechos de emisión, lo cual impulsó la rentabilidad económica del mayor evento deportivo del mundo.

Lejos de su familia

Sin embargo, su actividad ligada a los Juegos Olímpicos le mantuvo apartado de su familia en algunos momentos cruciales. En el 2000, mientras presidía la gala de inauguración de los Juegos olímpicos de Sidney, su mujer agonizaba en Barcelona. Saltándose el discurso, Samaranch mandó un saludo a España dedicado especialmente a su pareja, María Teresa Salisachs Rowe, que murió días después.

En 2001, Samaranch no se presentó de nuevo a la presidencia e ingresó en un centro clínico de Lausana por fatiga extrema, siendo sucedido por Jacques Rogge, y nombrado presidente de Honor Vitalicio del COI. Finalmente, el pasado 21 de abril fallecía con 89 años de edad en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Quirón de Barcelona. Poco después desde Medvedev hasta Montilla, Nadal, el Príncipe de Asturias o Butragueño se sumaban al lamento de la comunidad internacional por la pérdida de esta personalidad.


Leer el artículo completo
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar