Las vidas que los aviones se han llevado consigo

Las vidas que los aviones se han llevado consigo
Compartir en whatsapp
 
Los aviones se caen, se estropean, fallan. Y la gente muere, es un hecho. Los accidentes aéreos tienen algo que siempre impresiona al público, porque son trágicos y colosales. De hecho, el ejemplo más reciente es el del presidente polaco, pero no es el único. A lo largo de la historia muchos personajes célebres han muerto en uno de ellos. El equipo del Manchester United, varios miembros de la familia Kennedy o el propio Féliz Rodríguez de la Fuente son algunos de estos casos.

Uno de los accidentes más conocidos es el que en febrero de 1958 dejó sin vida a 7 jugadores del Manchester United. El equipo de fútbol volvía a casa tras haber accedido a las semifinales de la Copa de Europa y, al salir de Múnich tras una parada técnica, el avión se estrelló. Fueron las malas condiciones metereológicas y de la pista de despegue las causantes del siniestro en el que murieron un total de 23 personas.

En la memoria de los estadounidenses quedó grabada la muerte del hijo de uno de sus presidentes más populares. John F. Kennedy Jr. falleció junto con su esposa y su cuñada cuando su avión chocó cerca de la costa de Martha's Vineyard, tardaron cinco días en encontrar los cadáveres.

En el mundo de la música, uno de los accidentes más sonados fue el de Buddy Holly, Ritchie Valens y el Big Bopper, en 1959. Durante una gira por EEUU, una tormenta de nieve les pilló en pleno vuelo. Sus muertes inspiraron la canción de Don McLean que dice 'Bye bye mis American Pie' y que luego fue versionada por Madonna.

BUDDYEn España también hemos perdido a personajes queridos en un accidente de avión. Es el caso de Féliz Rodríguez de la Fuente. El 14 de marzo de 1980, el comunicador y naturalista español, se encontraba en los hielos de Alaska junto con su equipo de 'El hombre y la Tierra'. El equipo de rodaje era tan numerosos que se necesitaron varias avionetas para trasladar a todo el equipo. Al poco de despegar, y por motivos que aún hoy no están claros, su avioneta calló, y con ella se llevó su vida. Ese día Rodríguez de la Fuente cumplía 52 años.


Leer el artículo completo
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar