Crisis: los caminos de la recuperación tienen luces y sombras

Crisis: los caminos de la recuperación tienen luces y sombras
Compartir en whatsapp
 
Parece que estamos dejando atrás lo peor de la crisis. Pero el Servicio de Estudios de 'la Caixa' nos hace plantearnos cómo nos va afectar la retirada de los estímulos, monetarios y fiscales, que se diseñaron para frenar la caída.

La interacción entre las autoridades monetarias y fiscales ha sido relativamente fácil mientras ambas alentaban políticas expansivas, pero esto cambiará previsiblemente durante el 2010.

La actuación de algunos bancos centrales inyectando liquidez y recortando los tipos de interés oficiales hasta mínimos históricos, ha evitado la deflación y ha sentado las bases de la recuperación. Pero no puede mantenerse esta situación ya que se correrían elevados riesgos inflacionistas. Y por el contrario la retirada de estas medidas tendría elevados costes políticos y afectaría de manera muy negativa a aquellas economías que están saliendo de la precaria situación económica actual a un ritmo más pausado.

Las tensiones inflacionistas aún no han aflorado pero es necesario encontrar una conciliación de las medidas a desarrollar en este 2010, plantear un compromiso entre la vuelta a la normalidad monetaria y el ritmo de avance de la consolidación fiscal.

El BCE sigue manteniendo desde hace diez meses el nivel del tipo de interés en el 1%, y todavía no hay motivos para poner en marcha la subida. Pero las previsiones de que la recuperación gane más fuerza en el segundo semestre del año hacen plantearse esta posibilidad. De ser así las economías que liderarán el crecimiento de la eurozona podrían sufrir un aumento de las presiones inflacionistas y, en ese caso, requerirían una subida del tipo de interés. Pero los países que aún se encuentren en recesión, o justo empiecen a salir de ella, necesitarán que los tipos se mantengan bajos.

Para solventar esta disyuntiva en la que se van a ver envueltas las instituciones comunitarias, será necesario mantener una política monetaria relativamente laxa y que aquellos países que lideren la recuperación aceleren la retirada de su política fiscal expansiva si su inflación repunta. Esto es sencillo técnicamente pero políticamente arduo.

En cuanto al panorama económico español, todavía no ha mostrado síntomas de recuperación y las expectativas más esperanzadoras auguran tasas positivas para mediados de 2010. Pero debemos contar con que en 2010 se retirarán algunas medidas de impulso fiscal y se aplicará un aumento del impuesto sobre el valor añadido- IVA-, a lo que debemos sumar las pésimas expectativas sobre creación de empleo, que apuntan a que se van a seguir perdiendo puesto aunque a un ritmo inferior.


Leer el artículo completo
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar