La escuela mixta no garantiza la igualdad entre los sexos

La escuela mixta no garantiza la igualdad entre los sexos
Compartir en whatsapp
 


Cornelius Riordan (Providence College) es autor del libro Girls and Boys in School: Together or Separate, y de numerosos estudios sobre el tema. El pasado 13 de marzo estuvo en Barcelona, para la inauguración de una delegación de EASSE en Cataluña.

— ¿Por qué esta creciente aceptación de la escuela diferenciada en tantos países?

— Poco a poco los políticos se han ido dando cuenta de que no por el hecho de que una escuela sea mixta existirá una igualdad de oportunidades perfecta entre los chicos y las chicas. Hay algo más, y los números hablan por sí solos.

— Pero la escuela mixta sigue siendo el modelo dominante, al menos en España.

— Lo que más conozco es la situación de Estados Unidos, y ahí, como en todos lados, supongo, tiene mucha importancia la historia. Hace años, las mujeres apenas tenían el lugar que les correspondía en la educación. La escuela era diferenciada, y ellas veían la coeducación como el paso previo para conseguir igualdad. En España creo que hay que tener en cuenta la época del franquismo, en que la escuela era segregada, y eso marca lo que se hace hoy. Por eso, volviendo a Estados Unidos, las mujeres lucharon para conseguir su lugar, y poco a poco se fueron formando las escuelas mixtas: era como una conquista. Y los gobiernos comenzaron a apoyar esta nueva educación.

— Hoy parece que van hacia otro lado…

— Sí. En Estados Unidos existen las que se llaman charter schools, que son escuelas públicas pero con idiosincrasia propia. Algunas de éstas son diferenciadas. Hoy, las escuelas públicas diferenciadas están creciendo de modo espectacular, debido, sobre todo, a los resultados positivos que se obtienen. Desde hace unos diez años, las escuelas públicas que están cambiando –total o parcialmente– a la educación single-sex, están creciendo de forma exponencial.

— ¿A qué se debe este cambio?

— Lo que ocurrió fue que, a mediados de los 80, la gente comenzó a plantearse: ¿qué igualdad hemos ganado? ¿Qué había conquistado la coeducación? La igualdad no podía ser fruto simplemente de mezclarlo todo. Es algo cultural, de la calle. Y si en la calle no hay igualdad, en la escuela tampoco la habrá. Por eso es tan importante en la educación, no sólo lo que se recibe en el colegio, sino lo que se recibe, fundamentalmente en casa, en la familia. En un año, son muchas más las horas que pasa un niño en casa que en la escuela.

— Llama la atención el éxito que tienen estas escuelas enalgunas de las zonas más desfavorecidas de Estados Unidos…

— Esas escuelas son como el prototipo de escuela donde se vive la igualdad. En escuelas mixtas, el que domina es el chico y, a menudo, las chicas son abandonadas, apartadas o, incluso, a veces maltratadas.

— A menudo hay una fuerte carga ideológica en las posiciones acerca de la educación diferenciada , ¿no le parece?

— Sí, sí. Por desgracia es muy habitual. En mis estudios siempre digo que un sistema educativo se divide en tres ramas: las políticas educativas, la investigación educativa y las prácticas educativas. El problema está en que a menudo la rama que debería ser menos importante, la de las políticas (las ideologías), acaba imponiéndose a las otras dos y me parece que la polémica que suscita la educación diferenciada en vuestro país es un claro ejemplo de ello. Los estudios que he hecho han tenido –y tienen– una amplia repercusión mundial, y lo apoyan personas de todo tipo de ideologías. Son datos muy trabajados que han surgido de un estudio muy amplio. Es verdad que muchas veces se intentan distorsionar los datos que damos, pero creo que no sólo éstos defenderán la educación diferenciada. La realidad es muy distinta, y los resultados académicos están siendo mejores en escuelas diferenciadas. Lo podrás apoyar o no; pero es un hecho.

— ¿Qué planteamientos tiene el gobierno de Obama?

— En realidad, el nuevo presidente de Estados Unidos aún no se ha pronunciado directamente sobre el asunto, aunque, de hecho, el secretario de Educación que ha nombrado apoya claramente la escuela diferenciada. También Hillary Clinton. La verdad es que no me sorprendería nada que acabara apoyando la escuela no mixta.
Anuncios Google

Escribir un comentario

En áreas que se habiliten para la participación de los USUARIOS (a título enunciativo envíos, foros, chats, comentarios, comparticiones, etc.) el PORTAL se limitará a habilitar un espacio, pero no participará en modo alguno en los mismos, siendo el resultado meras aportaciones u opiniones realizadas bajo su responsabilidad por los USUARIOS. Al introducir su correo electrónico el usuario acepta la política de privacidad.


Código de seguridad
Refrescar